Página Web Oficial Gobierno de España - Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil


Comienza el contenido principal

Los hogares sin ingresos con al menos un niño, niña o adolescente se mantienen en niveles previos a la crisis del Covid-19

Gráfico hogares sin ingresos

Los datos más recientes de la Encuesta de Población Activa (EPA), referentes al cuarto trimestre de 2020, indican que el total de hogares sin ingresos aumenta ligeramente con respecto al trimestre precedente, y sigue siendo muy superior al de antes de la crisis (primer trimestre de 2008). Los datos muestran un ligero repunte del número de hogares sin ingresos con al menos un niño, niña o adolescente con respecto al tercer trimestre de 2020, (128,5 vs. 138,3 en miles, 9.800 hogares más). El peso relativo de este tipo de hogares sobre el total de hogares sin ingresos se sitúa en el 22,7%, un punto por encima del trimestre anterior,  y en torno a cinco puntos por encima del 18,1% del primer trimestre de 2008, inicio de la crisis económica. A pesar del repunte de este último trimestre, el número de hogares sin ingresos con al menos un hijo/a a cargo se mantienen lejos del pico de los 170.600 hogares del segundo trimestre, el del confinamiento. Las medidas adoptadas el marco del escudo social a lo largo del 2020 ante la emergencia de la covid-19 estarían conteniendo el aumento de la desigualdad.

Un indicador trimestral de vulnerabilidad

La evolución del número de hogares sin ingresos en nuestro país permite hacer un seguimiento de situaciones de especial vulnerabilidad, en particular si en estos hogares viven niños, niñas o adolescentes. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, se consideran hogares sin perceptores de ingresos aquellos en los que ninguno de sus miembros declara tener trabajo, recibir una pensión de jubilación o de otro tipo o percibir subsidio de desempleo, estén inscritos o no como demandantes de empleo. Aunque el indicador Hogares sin ingresos con al menos un niño/a o adolescente  captura de manera muy restrictiva la vulnerabilidad económica en la infancia, es una de las escasas formas que tenemos de acercarnos a este tipo de realidades dentro de un marco temporal relativamente próximo. El carácter trimestral de los datos de la EPA con los que se calcula ofrece una mayor proximidad temporal que otros indicadores obtenidos anualmente (basados en la Encuesta de Condiciones de Vida) y que se publican con una periodicidad más dilatada (más de un año después de que se hayan generado los datos).

Hogares sin ingresos en la última década

La crisis económica de 2008 y las lagunas de la protección social han contribuido de forma determinante al auge de los hogares sin ingresos durante la última década, hogares que se han visto inmersos en una situación de especial desamparo. El punto máximo se alcanza a finales de 2013 con 773.200 hogares, el doble que a principios de 2008. Aunque la situación ha mejorado, el número de hogares sin ingresos sigue siendo muy superior al del inicio de la crisis.

Particularmente vulnerables son aquellos hogares sin ingresos con niños, niñas o adolescentes a cargo. En comparación con el total de hogares sin ingresos, el impacto de la crisis económica de 2008 ha sido mayor para los hogares con niños, niñas o adolescentes. En 2013, el punto álgido de la crisis, su número era más del triple que en 2008. Aunque a partir de ese momento también se observa una tendencia a la baja, los hogares sin ingresos con al menos un niño, niña o adolescente son todavía dos veces más que al inicio de la crisis de 2008. Además, La reducción que se ha producido en los años de recuperación es significativamente menor que la observada para el total de hogares sin ingresos. 

Subir hacia arriba